13/11/11

En la oscuridad

Las piernas me tiemblan. Tengo la desagradable sensación de que he hecho algo mal... pero no sé el que.
Erik me mira, molesto. Trago saliva, tembloroso.
     -¿Te doy miedo?- susurra.
Abro mucho los ojos, vuelvo a tragar, ruidosamente.
     -Yo... yo no...- trato de decir, pero me tiembla la voz. Conozco demasiado bien ese tipo de comportamientos, probablemente, ahora trate de darme un guantazo.
     -¿Por qué me temes?- susurra.- ¿Acaso te he dado alguna razón?
Yo niego con la cabeza, tratando de escaparme, pero la pared me lo impide.
     -Yo no quiero herirte... Ciro...- susurró.- Yo no le hago eso a mis amigos...
Le miro sorprendido.
     -A...¿Amigos?- repito, incapaz de creérmelo.- No...¿nosotros somos amigos?
Él levanta una ceja.
     -¿Por qué te sorprendes tanto?
Bajo la cabeza, esta vez sonrojado.
     -Nunca... he tenido un amigo...
     -¿En qué clase de mundo vives tú?- pregunta, medio burlón.