25/6/12

En la oscuridad

Siento como él se ríe. Me coge los brazos y los aparta de mi rostro.
      -Déjame verte.- susurró.
Trato de esconder la cara entre los cojines, pero Erik aprovechó para besarme el cuello.
Solté una exclamación de sorpresa y me giré para mirarle.
      -No te preocupes- susurra, flojito- Te lo acabo de decir, no te haré daño.
Trato de asentir con la cabeza, temblando.
Erik me sujeta la cara con las manos, no sé por qué, pero estoy llorando.  Él me limpia las lágrimas con los pulgares. Yo solo apoye mis dedos en el dorso de sus manos. Temblaban.
Él sonríe un poco, arrepentido.
      -No debería haber empezado esto. Pero ahora no me puedo parar.
      -¿Parar?- repito.
No responde, pero vuelve a atacar mi cuello, y a mi se me escapa otro gemido. Me suelta la cara y aparta mi camisa. Jadeo, agitado mientras sus dedos exploran mi cuerpo, se meten por debajo de toda mi ropa y me hacen perder la cabeza.

No hay comentarios: